Opinión negativa sobre la dirección o los planes de la compañía

17.01.2019

Volver

El sistema encontró en las comunicaciones entre compañeros, que uno de los empleados se indignaba por el sistema de motivación y otros aspectos laborales

El empleado, convertido en agitador, trabajó cómodamente durante mucho tiempo en la empresa y gozaba de cierta autoridad, por lo que muchos miembros del grupo valoraban su opinión. A medida que la relación con sus superiores se tensaba, el empleado no podía contener sus emociones, y al final, casi sin tapujos colocó al grupo en contra de la dirección.

El análisis pormenorizado mostró que el descontento realmente comenzaba a corroer el equipo: el sistema DLP descubrió la comunicación “indignada” de muchos empleados en Skype y redes sociales entre sí. Como resultado, la compañía reprendió al agitador y el departamento de Recursos Humanos realizó un trabajo motivacional que logró restablecer la lealtad del equipo en poco tiempo.