Divulgacion de los planes de la empresa

20.02.2019

Volver

La política de seguridad detectó un intercambio de mensajes entre compañeros de trabajo, en el cual uno de los empleados se quejaba del sistema de motivación y de otros aspectos en las relaciones con la dirección.

El empleado descontento llevaba tiempo trabajando en la empresa y gozaba de una cierta autoridad, por lo tanto, muchos de los trabajadores de su grupo eran afines a sus opiniones. A medida que las relaciones eran más tensas, al empleado le costaba cada vez más contener sus emociones y comenzó a poner al resto de los trabajadores en contra de la dirección de la empresa en forma abierta. 
La investigación demostró que este ambiente desagradable realmente empezó a desunir el grupo, el sistema DLP detectó el "resentimiento" en el intercambio de mensajes de muchos del los empleados vía Skype y en las redes sociales. Como resultado, la empresa despidió al "agitador", y el departamento de recursos humanos realizó un fuerte trabajo para recuperar el clima laboral.