Comunicatión con la competencia

04.07.2019

Volver

Una empleada del departamento de licitaciones recibió un mensaje en Facebook de un especialista de la competencia, que le ofreció una cita para hablar de “ciertos intereses comunes”.

La empleada había sido observada anteriormente y ya formaba parte de un grupo de riesgo en el DLP debido a sus deudas, por lo tanto ya estaba siendo controlada por el servicio de gestión de riesgos. La empleada no calculó bien sus propias posibilidades financieras al contratar una hipoteca y un préstamo para hacer obras en su apartamento. Ella solía hablar de sus problemas con colegas, amigos y conocidos en Internet.


Las redes sociales utilizadas durante las horas de trabajo pueden ser un instrumento profesional, pero también pueden ser un medio de comunicación no solicitada con contactos externos. Los sistemas de monitoreo detectan violaciones de políticas y monitorean conversaciones que pueden poner en peligro la seguridad de su empresa.


El departamento de gestion de riesgos supuso que la competencia podía conocer su situación y utilizarla como un instrumento para presionarla. La vigilancia demostró que la hipótesis era correcta: el competidor le prometió a la empleada que ayuda para pagar el préstamo a cambio de recibir información relacionada con licitaciones. Gracias al trabajo anticipado que se hizo, el departamento de gestion de riesgos pudo impedir que la deudora envíe datos confidenciales.